15 mar. 2011

El hongo Ophiocordyceps unilateralis

Un nuevo tipo de hormiga "zombie" fue descubierta en un bosque tropical de Brasil.
La hormiga fue hallada con una especie de hongo en la cabeza que es capaz de "controlar la mente" del insecto, informaron los  científicos.
El hongo Ophiocordyceps unilateralis puede infectar a la hormiga y tomar control de su cerebro; cuando el insecto se mueve a un lugar ideal para que el hongo pueda esparcir sus esporas, éste mata a la hormiga.
El hallazgo se dio después de que diversos estudiosos, entre ellos el líder del estudio, David Hughes, entomólogo de la Universidad Estatal de Pennsylvania, descubrieran un alto índice de insectos muertos que presentaron el crecimiento de hongo.
Gracias a una nueva investigación se conocen más detalles, escabrosos, por cierto, de la estrategia de un hongo que convierte a las hormigas en auténticas zombies, haciéndolas vivir como muertos para conseguir sus propósitos.
Este mecanismo del hongo ya se conocía, pero los hilos que se mueven en su truculenta puesta en escena, propia de las peores películas de terror, todavía son un misterio para la ciencia. Y, aunque este estudio sigue sin tener ni idea de cómo se apropia del cerebro de la hormiga, sí consigue hacer luz en la descripción de las estrategias utilizadas para lograrlo.
El estudio reveló que este hongo prefiere brotar en las hojas inferiores de la parte noroeste de las plantas que crecen en el suelo del bosque. Ahí es donde la temperatura, la humedad y la luz solar son ideales para el hongo, y precisamente allí es donde infectan más hormigas.
Una vez infectadas por el hongo, las hormigas se ven obligadas a bajar a esta ubicación, donde se abraza a las hojas con sus mandíbulas, quedando clavadas antes de morir. Es increíble la precisión del hongo, que logra dar suficiente vida a la hormiga para que llegue hasta el lugar elegido, un camino que le cuesta horas de recorrer, y tras el que muere, con una muerte sorprendentemente programada.
Después de morir, el hongo sigue creciendo dentro de ella. Los científicos han averiguado que el hongo parásito convierte las tripas de la hormiga en azúcares, una especie de abono que le ayuda a crecer, pero deja el control de los músculos de la mandíbula intacta para asegurarse de que la hormiga no cae de la hoja.
El hongo también preserva la hormiga del exterior, manteniéndola aislada de otros hongos o microbios, creándose una capa protectora sobre ella.Y, tras una semana o dos, las esporas del hongo caen al suelo del bosque, donde otras víctimas pueden picar el anzuelo.
Pero las hormigas, que no son tontas, también reaccionan. Hacer nidos en otros lugares del bosque podría ser un intento para evitar la infección, pues una vez caen en la trampa no vale ningún rescate, según el estudio. Además, los atemorizados animalitos también parecen evitar buscar comida en las zonas donde el hongo tiene presencia, lo que podría ser una estrategia de adaptación que todavía no ha confirmado ningún estudio. 
Pequeña descripción de como se comporta este hongo:
video
Este perverso ser vivo produce unas esporas que al caer sobre una hormiga las deja enganchadas a él. Una vez ocurre esto, un filamento crece dentro de la hormiga, devorándola. Y esto no es lo peor, porque cuando éste llega al cerebro de la pobre hormiga, el hongo se las arregla para hacerle creer que hay feromonas (sustancia que las guía) donde no las hay. Es en este momento, la hormiga alucina feromonas y empieza a actuar como un zombi, a las órdenes del hongo. Así, la lleva hasta una planta, hace que la escale y que, en su punto más alto, se sujete al tallo con fuerza. Conseguido esto, devora su cerebro y la mata. El hongo empieza a crecer (en el video se ve perfectamente cómo le crece una rama a gran velocidad) y cuando completa su desarrollo, desde lo alto de la planta a la que ha subido gracias a la hormiga, lanzará nuevas esporas que infectarán a más hormigas, repitiéndose de nuevo todo el proceso.
Fuentes de informacion:
www.livescience.com
www.ecologiablog.com
http://mx.ibtimes.com

No hay comentarios: