12 dic. 2011

Los Hongos Medicinales

El uso de los hongos superiores o Macromicetos, y más concretamente de sus partes fructificantes, conocidas como "setas", para el tratamiento de enfermedades, se remonta a la más lejana antigüedad. Existen datos que nos confirman la utilización de los hongos desde el siglo X antes de Cristo, principalmente por civilizaciones de Asia y de América Central; mientras que en Europa y en América del Norte solo se conoce la utilización de un número muy reducido de especies. Así lo que Dioscórides denominaba Agaricom, considerado entonces como una panacea, es lo que hoy conocemos como Laricifomes officinalis o dicho en lenguaje popular “yescas”. En la Edad Media se conoce ya la Claviceps purpurea o cornezuelo del centeno, pero más por sus efectos tóxicos que por sus propiedades vasoconstrictoras y psicotrópicas, que serían descubiertas más adelante. En 1663 Gerard ya cita las propiedades medicinales hemostáticas de algunas especies de la familia Lycoperdaceae popularmente conocidas como pedos de lobo.
Ya en este siglo, el descubrimiento, por Fleming, de la penicilina, obtenida a partir del hongo microscópico Penicillium notatum, viene a ser el punto de arranque para una nueva época, en la que se acrecienta la importancia de los hongos en la medicina.
Sin embargo, se puede decir que la importancia de la utilización de las setas como agentes terapéuticos, a nivel mundial, experimenta un fuerte aumento a partir de mediados de los años 60, cuando científicos japoneses concentraron sus estudios sobre las setas medicinales, aplicando las técnicas de investigación y valoración aceptadas tradicionalmente por la comunidad científica internacional. Demostrando que no solo poseían las cualidades terapéuticas que tradicionalmente les otorgaban las medicinas orientales, sino otras muchas ignoradas hasta el momento.
 En esta situación representa un importantísimo papel la revista aparecida en 1999: International Journal of Medicinal Mushrooms, que sirve de medio para la canalización de todas las investigaciones que se efectúan sobre las setas medicinales en el mundo. Reflejándose en ella el descubrimiento de nuevas acciones terapéuticas, la incorporación de nuevas especies al catálogo de setas medicinales y sirviendo de medio para canalizar actividades como: International Conference on MedicinalMushrooms. o International Conference on Mushroom Biology and Mushroom Products.
- Antitrombóticos: Ganoderma lucidum.
- Antivíricos: Ganoderma lucidum, Grifola frondosa, Lentinus edodes, Trametes versicolor.
- Con acciones sobre el sistema inmunitario: Cordyceps sinensis, Flammulina velutipes, Lentinus edodes, Trametes versicolor, Tricholoma populinum.
- Hemostáticos: Fomes fomentarius, Lycoperdon sp. y Calvatia sp.
- Hipocolesterolémicos: Pleurotus ostreatus, Lentinus edodes.
- Hipoglucemiantes: Calocybe gambosa, Cantharellus cibarius, Craterellus cornucopioides, Hypholoma capnoides, Cordyceps sinensis, Ganoderma lucidum, Grifola frondosa.
- Hipolipidémicos: Cordyceps sinensis, Grifola frondosa.
- Laxopurgantes: Ramaria sp., Clavaria sp., Russula sp., Boletus satanas, Agaricus xanthoderma, etc.
- Potenciadores sexuales: Cordyceps sinensis, Lentinus edodes.
- Protectores hepáticos: Ganoderma lucidum.
- Reguladores de la presión sanguínea: Lentinus edodes.
- Sedantes: Ganoderma lucidum.
- Vasoconstrictores: Claviceps purpurea.
- Vitaminas: Claviceps purpurea, Pisolithus tinctorius, Cantharellus cibarius, Cantharellus lutescens, Agaricus bisporus, Agaricus campestris.
A la vista de ésta situación se puede decir que las especies de setas de interés terapéutico, en el momento actual, rondan el centenar, destacando por sus propiedades, difusión y uso las siguientes:
Lentinus edodes:
Antitumoral e inhibidor de metástasis: Lentinan y AC2P. Regulador de la presión sanguínea.
Inmunoactivo y antivírico: Antivirus de la Influenza.
Producción de interferón.
Descenso del colesterol: Eritadenina.
Potencia la inmunidad y prolonga la supervivencia de los pacientes.
Ganoderma lucidum:
Sedante suave. Antidiabetes. Antitumoral: Ganoderam. Protector hepático, Antiinflamatorio. Inhibidor del virus HIV.
Trametes versicolor:
Antitumoral. Acción frente a inmunodeficiencia por virus tipo 1.
Grifola frondosa:
Regulador de la presión sanguínea. Anti HIV. Antiobesidad. Antidiabético.
Antitumoral.
Cordyceps sinensis:
Inhibidor de células tumorales. Hipoglucemiante. Inmunidad celular.
Efectos sobre la leucemia humana. Efectos sobre los linfocitos T en fallo
renal crónico. Tratamiento de la hipofunción sexual. Tratamiento de la
hiperlipidemia.
Lycoperdaceae: Lycoperdon sp., Calvatia sp., Langermannia sp..:
Hemostático. Antiinflamatorio. Antitumoral.
Flammulina velutipes:
Proteína inmunomoduladora. Antitumoral.
Pleurotus ostreatus:
Descenso del colesterol. Antitumoral.
Schizophyllum commune:
Antitumoral frente al cáncer de pulmón.
EFECTOS TERAPÉUTICOS:
- Alucinógenos: Claviceps purpurea, Psilocybe sp., Panaeolus sp.,
Stropharia sp., y con poca actividad, Amanita muscaria.
- Antialcohólicos: Coprinus atramentarius.
- Antibióticos: Agrocybe dura, Lactarius deliciosus, Lactarius
sanguifluus, Lactarius piperatus, Marasmius oreades, Clitocybe nebularis,
Agaricus blazei.
- Anticancerígenos: Lentinus edodes, Ganoderma lucidum, Grifola
frondosa, Cordyceps sinensis, Trametes versicolor, Schizophyllum
commune, Flammulina velutipes, Langermannia gigantea, Polyporus
umbellatus, Pleurotus ostreatus, Auricularia auricula judae, Calvatia
cyathiformis y Agaricus blazei.
Los efectos anticancerígenos se deben sobre todo a la acción de Polisacáridos complejos del tipo Beta-D-Glucanos, siendo los más conocidos: Lentinan y AC2P (Lentinus edodes), Ganoderan (Ganoderma lucidum), Grifolan (Grifola frondosa), CSF30 (Cordyceps sinensis), PSK ó KRESTIN (Trametes versicolor), Schizophyllan ó SPG (Schizophyllum commune).
- Antiinflamatorios: Ganoderma lucidum, Lycoperdaceae.
- Antimutagénicos: Agaricus blazei.
- Antisudoríficos: Laricifomes officinalis.
Antonio Angel Alonso Sandoval
Veterinario
Este documento fué rescatado de: www.consumoastur.es/.../XVI_jornadas_micologicas_vegadeo.pdf

No hay comentarios: