16 abr. 2009

Comienza la temporada de setas

Comienza la primavera y nos disponemos a salir al campo, sin importarnos el lugar, porque lo que de verdad cuenta es el entorno de prados o praderas silvestres con agua y arbolado en los alrededores. Caminar por estos lugares llenos de una naturaleza tan viva y agradable, es verdaderamente una experiencia muy satisfactoria. Nos podemos encontrar especies tempraneras como la Hygrophorus marzuolus (seta de marzo), Marasmius oreades (senderuela), Morchela esculenta, etc. También es frecuente ver la peligrosa Amanita verna, que es confundida con frecuencia por recolectores poco instruidos por setas del género Agaricus (champiñones). Pero nos centraremos en la Calocybe gambosa, una seta muy apreciada que se encuentra por algunas zonas de Laciana y sobre todo en Babia ya que los terrenos calizos son sus preferidos.

Calocybe gambosa:
Nombre popular: Seta de San Jorge
Nombre en Bable: Seta l’rayu, Cucumietsu blancu, Fungu l’rayu.
Familia:Tricolomataceas.
Hábitat más frecuente: Esta seta sale formando corros en prados y claros de bosques en suelos calcáreos.

Época de aparición: Aparece en primavera desde abril hasta julio dependiendo de la altitud. De ahí el nombre de seta de San Jorge, festividad que se celebra el 23 de Abril.
Descripción: sombrero blanco o blanco crema con el margen enrollado que pasa de ser convexo a extendido y con un tamaño que puede llegar a ser de hasta 15 cm. Las láminas son blanquecinas, densas y estrechas y adherentes. El pie blanquecino y robusto, ensanchado en la base. Tiene además un intenso olor a harina fresca.

Peligrosidad: Se puede confundir con Entholoma Lividum, la seta engañosa, que tiene el sombrero gris amarillento, envuelto de joven y plano de adulto. El pie es blanco y hueco, de textura frágil. Las láminas son color crema de jóvenes, salmón de adultas, decurrentes y con olor a harina fresca. Crece en robles y hayas y es frecuente en otoño, MUY TÓXICA.

Curiosidades de la Calocybe gambosa: tiene una acción hipoglucemiante, lo que quiere decir que reduce el nivel de azúcar en sangre, por lo que es muy bueno el consumo para las personas diabéticas.
La forma en que crece esta seta, en líneas o círculos más o menos extensos, dio lugar a creencias y supersticiones y se les llamaban corros de brujas. En la época medieval se decía que estos corros eran el lugar donde caían los rayos arrojados por las divinidades y que por ellos salían monstruos y demonios maléficos; también se decía que en estos lugares era donde las brujas celebraban sus danzas mágicas en las noches de plenilunio de los que resultaban unos maleficios terribles.
En algún pueblo se dice de estas setas que "una vez que se ven ya no crecen". Esto hace que se recolecten ejemplares muy pequeños, sin tiempo de formar y madurar las esporas, lo que unido a la manipulación de los setales está contribuyendo en gran medida a la pérdida de los mismos.
La mayoría de los restaurantes, mercados y particulares, prefieren las setas de tamaño medio-pequeño, así los recolectores se ven obligados a recoger setas pequeñas y los setales ven mermada su capacidad de esporación. Con este hábito tan generalizado entre los consumidores, contribuimos en el proceso de regresión que está sufriendo esta especie.
Ahora si tenéis la suerte de encontrar estas setas, ahí va una receta que espero que os guste:

Tortilla de patatas y Calocybe gambosa.
Ingredientes:
Setas Calocybe gambosa
Patatas
Huevos
Aceite de oliva
Sal.
Preparación:
Una vez limpias las setas, partirlas en trocines y cocinarlas con un poco de aceite de oliva hasta que absorban su propia agua. Añadir sal y reservar.
Cortar las patatas como para tortilla y freírlas; a medida que la patata va estando blanda romperla con la espátula quedando así una masa medio frita y medio cocida que escurriremos bien; se baten luego los huevos bien batidos y se mezcla todo junto con la patata y el guiso de setas; se revuelve todo bien y se deja reposar un poco para que la patata embeba el huevo. Luego se cuaja la tortilla y… Buen provecho.

No hay comentarios: