14 dic. 2012

Una nueva especie de seta espectacular


Una nueva especie de seta espectacular

febrero 2010
Fichas cientificas

Un equipo de investigadores del Laboratorio de las simbiosis tropicales ¹ y sus contrapartes ² acaba de descubrir, en el Gran Sur de Nueva Caledonia, una nueva especie de seta de una rosa casi fluorescente y de una forma muy inesperada. Podoserpula miranda , así nombrada por sus descubridores por la admiración que suscitó, vive en el centro de un bosque de “robles gomas”, en simbiosis con estos árboles.

Nueva Caledonia, territorio de ultramar de 17.000 km², es conocida como una zona geográfica representativa de biodiversidad, principalmente, florístico y caracterizada por un porcentaje muy importante de endemismo. Este contexto favoreció también la aparición de una serie de setas muy original. El reciente desarrollo de un programa de investigación sobre el papel esencial de las setas, en la adaptación de las plantas a los suelos extremos, como los suelos mineros de Nueva Caledonia, ha permitido la identificación de varios centenares de nuevas especies en este territorio.

© CIRAD / Marc Ducousso Podoserpula miranda posee un color muy sorprendente tratándose de una seta. Sus pies pueden medir hasta diez centímetros de alto.

¡“Cuando se la vió por primera vez, uno se preguntó si se trataba realmente de una seta! ”. Marc Ducousso, investigador del CIRAD que trabajaba en el Laboratorio de las simbiosis tropicales ¹ del centro IRD de Noumea, recuerda aún este descubrimiento asombroso. El color rosado caramelo, casi fluorescente, de esta seta es completamente inesperado: la paleta cromática de este reino se extiende más bien del naranja al marrón, pasando por la yema de huevo. “Los pigmentos que dan colores rosados son raros en las setas” , comenta el especialista.

La arquitectura de la seta intriga también a los científicos. Presenta la única particularidad casi única de formar varios pisos, o sombreros, con forma de embudo, hasta seis, de tamaño decreciente hacia la cumbre, muy centrados en el eje de la seta. Su tamaño puede alcanzar hasta 10 cm.

Tercera particularidad notable, esta seta, descubierta en un bosque de “robles gomas” varias veces centenarios, vive en simbiosis con estos gigantes de la canopea, formando sobre sus raíces pequeñas mangas llamadas ectomicorrizas, sede de intercambios entre estos asociados. Los especímenes recogidos fueron estudiados por le equipo del Laboratorio de simbiosis tropicales del IRD en colaboración con el Museo Nacional de Historia Natural de París. Las semejanzas y las diferencias observadas con relación a las especies ya descritas permiten clasificar esta especie en la clase Podoserpula. “Habida cuenta del asombro suscitado por esta seta y de la admiración de sus descubridores, el epíteto miranda será propuesto para nombrar esta especie”, precisa Marc Ducousso.

No obstante, aunque pertenezca a un grupo de setas desprovisto a priori de especies tóxicas, es muy poco probable que esta seta posea algún interés gastronómico debido a su olor de rábano rosado y su textura fibro-algodonoso.


Nueva Caledonia: zona geográfica representativa de la biodiversidad

La biodiversidad neocaledoniana está considerada como la más grande del planeta, con el más alto nivel de endemismo y una de las floras más ricas. Este archipiélago del Pacífico Sur, territorio de ultramar de una superficie de 17.000 km ², alberga más de 3.000 especies vegetales locales. Tiene la originalidad de su flora con sus suelos de alto contenido en metales pesados, a priori tóxicos para la planta. La flora de Nueva Caledonia supo, durante su evolución, encontrar soluciones adaptando su fisiología para desarrollarse sobre estos suelos muy particulares.

Un inventario titánico

© CIRAD / Marc Ducousso Ileodictyon ganrnierii nom prov. Es una de las 300 especies endémicas de Nueva Caledonia descritas actualmente.
Desde 2006, el equipo del Laboratorio de las simbiosis tropicales y mediterráneas constituye en el seno del centro IRD de Noumea un herbario micológico de más de 2.000 especímenes. Se habrían descrito hasta el momento, apenas 1% de las especies. En efecto, se considera que existe en Nueva Caledonia alrededor de 30.000 especies de setas, con una “identidad visual” para 6.000 de entre ellos. Se describen actualmente sólo 300 especies. La amplitud de la tarea de inventario es titánica. Además de la etapa del descubrimiento, con dos días de identificación, es necesario contar con once días de descripción. Esta toma de conciencia reciente, duplicada por la extrema originalidad de las setas caledonianas, condujo a los científicos a rodearse de aficionados, a través de la creación de la Asociación de Micología de Nueva Caledonia. “Durante las salidas dominicales , informa Marc Ducousso, los hallazgos son bastante rápidos sin marchar demasiado tiempo. Aquí, el tipo de descubrimiento es anormal comparado a otros países, aunque, por supuesto, es necesario comprobar que la seta descubierta no haya sido descrita anteriormente ”. Así pues, para una clase como Entoloma, se conocen más de 1.000 especies, se describieron 24 en 2009 en Nueva Caledonia incluyendo 11 nuevas.
Algunas setas del herbario micológico de Noumea, como el Ileodictyon ganrnierii nombre prov ., pueden ser tan espectaculares como la Podoserpula miranda. Lo que puede aún agudizar la curiosidad de los aficionados. Otros presentan un gran interés para los científicos. En efecto, algunas especies comunes del monte bajo minero, como Pisolithus albus , están dotadas con capacidades originales de elevada tolerancia a los metales pesados del suelo, garantizando la protección de su planta huésped frente a estos mismos metales. Son actualmente objeto de estudios destinados a utilizarlos en los procesos de revegetalización de los lugares mineros.

1. UMR LSTM (IRD, INRA, CIRAD, Université Montpellier 2 et SupAgro)
2. Estos trabajos se realizaron en colaboración con los investigadores del Museo Nacional de H
http://es.ird.fr/la-mediateca/fichas-cientificas/342-una-nueva-especie-de-seta-espectacular

No hay comentarios: