27 abr. 2016

Setas de primavera

En marzo empiezan a aparecer las setas de primavera, empezando por cotas bajas van subiendo hacia cotas mas altas a medida que el sol empieza a calentar y las heladas se hacen menos frecuentes.
 La primera seta considerada de primavera en aparecer suele ser el Hygrophorus marzuolus, que aparece en unos puntos muy determinados de la geografía de nuestros montes, se diría que es una seta sibarita en cuanto a lo que el hábitat se refiere.  Se oculta bajo el musgo y tiene fama de crecer incluso bajo la nieve. Al ser de las primeras setas en salir, cuando el bosque está flojo de comida, los animales se comen los primeros ejemplares que asoman la cabeza. Hay que estar preparados para competir con las ardillas y corzos entre otros  animales en la recolección  de la primera seta de primavera de la temporada. El nombre de marzuelo nos indica cuando empezar a buscar esta seta de primavera.
 http://iucn.ekoo.se/iucn/species_view/181113/

Seguido aparece la Morchella esculenta,  muy buscada por los buscadores de setas y por los cocineros que las utilizan para rellenarlas y crear todo tipo de platos de alta cocina. Muchos buscadores de setas la cuentas por unidades y no por Kilo, eso ya da una idea de lo difícil que resulta encontrar a esta seta. 
Crece  generalmente en las orillas de los ríos, junto a árboles de ribera como el fresno, el chopo y otros árboles caducifolios, es considerada un comestible excelente, de sabor fino, siempre y cuando se tenga la precaución de  desecarla previamente y rehidratarla antes de cocinarla, para evitar Síndromes Hemolítico y Cerebeloso. Cocción prolongada (>70 grados), ya que como todos sus congéneres es tóxica en crudo. Su color ocre amarillento la distingue de otras especies, así como su tendencia a mostrarse con forma globosa, algo poco habitual en el género.

Llega Abril y a mediados de mes comienza a salir la Calocybe gambosa o setas de san Jorge y serán las setas de primavera encargadas de decorar los prados durante la noche, y digo durante la noche ya que a primera hora de la mañana los buscadores de setas las van a "esquilmar" recolectar con las primera luces. 
Se me escapó la palabra esquilmar porque esta seta es muy buscada y recolectada en estado muy pequeño con lo cual no la dejan exporar. Por lo tanto muchos buscadores que por el el elevado precio que llegan al mercado, la venden a distribuidores sin escrupulos que se las compran a un bajo precio comparado con el precio que alcanza en el mercado que es altísimo.
Los setales de esta seta marcan la hierba y son siempre en el mismo sitio, eso hace que los conocedores del terreno se levanten temprano y recolecten la recompensa.
 La vida de de la Calocybe suele ser efímera, es una seta que te hace madrugar como si fueras panadero para recolectarlas, quizás por ese motivo desprende una fuerte olor a harina fresca húmeda. 
Los setales son tratados con secreto por los recolectores, un secreto muy bien guardado que se debe de ir descubriendo. Si nunca visteis a un buscador de setas con una luz frontal, es que sin duda aun podéis poner el despertador un poco mas temprano. Es una seta muy agradecida ya que permite disfrutar de magníficos amaneceres en los montes Babianos.


 Posteriormente aparecerán las senderuelas (Marasmius oreades) en los prados. Marcas en forma de senderos o herraduras en la hierba, ya que el micelio absorbe los nutrientes y deja una parte de la hierba quemada y la otra de un verde más vigoroso. La senderuela es frecuente en tiempo lluvioso, se puede encontrar en grandes cantidades en los prados. Su gran enemigo es el calor en tiempo húmedo, ya que puede provocar que se pudran. El viento también las seca fácilmente ya que en el prado no tienen protección. A pesar de eso, el viento no las mata, ya que si llueve se pueden volver a inflar y recuperar vigor. Aquí podréis poner a prueba vuestra paciencia, ya que recolectar y limpiar unos 3 kg de senderuela puede suponer entre 4 o 5  horas de trabajo.  Los que compran senderuelas secas en supermercados, se encuentran frecuentemente etiquetas erróneas con otros nombres de seta, lo que provoca tremenda confusión entre los consumidores.
Seguidamente y enlazando con el verano, aparecen los primeros boletus despistados. Me gusta llamar a este tipo de setas de primavera "Los innombrables". Nadie habla de ellos, no reconocemos su existencia, todo el mundo cree que las setas hay que  buscarlas en otoño.
 Los innombrables son las setas más delicadas, hace falta agarrarlos en su punto y evitar que pasen calor, ya que en estos meses (Junio y Julio) agusanan fácilmente. Tratadlos con delicadeza, conservar en frío y limpiarlos de gusanos cuanto ante mejor.Y recordad de no decir su nombre, las fotos son siempre del pasado otoño jeje....

1 comentario:

JOSE LUIS dijo...

Por si fuera interesante para ustedes o sus lectores, tengo publicado plantararboles.blogspot.com y yofrenoelcambioclimatico.blogspot.com (MENOS es MEJOR)
El primero es un manual sencillo para reforestar, casi sobre la marcha, sembrando las semillas que producen los árboles autóctonos de nuestra región.
Salud, José Luis Sáez Sáez.